5ª VUELTA A LA CASA DE CAMPO (MADRID) 16,5 KM

lunes, 13 de mayo de 2013

Antes de relatar las distintas vicisitudes de la 5ª edición de la Vuelta a la Casa de Campo con sus más que exigentes 16,500 km hay que hacer mención especial y honorífica para nuestro atleta "10", que no es otro que Saturnino, que a tan solo dos semanas vencidas de la Maratón de Madrid se ha lanzado al difícil reto de culminar los 101 km de Ronda, y claro está, lo ha logrado con mérito y honor. ¡¡ Enhorabuena Satur !!
Ya centrados en los 16 km y 500 metros de la carrera de Madrid, se dieron cita en la mañana del domingo: Abe, Ángel, Gustavo y Juan. Algunos ya tenían el recuerdo del recorrido y avisaban a los demás de lo exigente que podía ser. A las 09:30 se dio el pistoletazo de salida y enseguida avanzamos los primeros km en busca de esos temidos repechos, subidas, desniveles, socavones y surcos del terreno, etc.
Quien le iba a decir a Felipe II allá por el siglo XVI que pasados más de 400 años lo que en principio era un coto de caza y más tarde un bosque real en tiempos ya de Fernando VI daría cabida a una jauría de personas vestidas con colores de lo más llamativos y extravagantes para aquella época, aunque hoy en día nos resulten familiares y normales, y con sus piernas y brazos al aire correrían cual si estuvieran perseguidos por una piara de jabalíes salvajes.
Así nos sentimos ayer, como si nos soltaran en plena naturaleza en el pulmón verde de la ciudad de Madrid subiendo cerros como el de la Covatilla, atravesando puentes históricos como el de la Culebra (obra de Sabatini) y respirando el aire puro que crean los muchos pinos, cipreses, nogales y otros árboles.
Desde el km 10-11, una vez superadas las dificultades del trazado, nos dejamos caer en barrena en dirección hacia la meta no sin antes superar un nuevo escollo en el km 13 que nos catapultaría hasta la meta. Gustavo se alzó con el primer puesto de corredores del Nunca con un tiempo de 01:18:39 seguido muy de cerca por Ángel con 01:18:56, Juan lo haría en 01:31:48 y cerrando el grupo de corredores "rapaces" del bosque de la Casa de Campo llegaría Abe en 01:39:33. Meritorios tiempos para todos nuestros compañeros. Sin más, se puso punto final a la cita alzando una cerveza en los chiringuitos de la Casa de Campo.

3 comentarios:

Beatriz dijo...

¡¡Enhorabuena a los valientes!! Un crónica estupenda, Juan. Un abrazo

Abelardo Cuerda Leira dijo...

Para que conste en acta... Juan está sancionado por "no vestir los colores del Club" y lo que aún es peor... Dejarnos colgados con las cervezas, con la excusa de "tener tareas en el hogar"... La mentable :(

Saturnino dijo...

Enhorabuena campeones; la cuesta del Zoo te pone en tu sitio, las anteriores son de calentamiento.
Gracias Juan por esas bonitas palabras.
Un abrazo para todos.