Mi primer maratón…

viernes, 28 de octubre de 2016

Escribo por primera vez en este blog, aunque he tenido la intención de hacerlo en alguna ocasión, no lo había hecho hasta ahora… y por qué ahora sí, pues porque estoy a punto de disputar mi primer maratón y estoy hecho un flan y con bastante respeto a la distancia, sé que muchos de vosotros habéis pasado por esta situación y que otros estaréis pensando en hacerlo en algún momento. Aprovecho esto para deciros lo a gusto que me encuentro entre vosotros y lo bien que me habéis acogido y tratado, sois una gran familia y hacéis que uno se sienta muy bien entre vosotros.

Yo nunca corrí, ni cuando estudiaba, mira que me costaba…, sufría mucho, sólo hacía algo de bici de montaña, muy de vez en cuando, o por temporadas y me gustaba, a lo de correr no le veía yo la gracia. Todo empezó de la manera más tonta, ayudando a Azucena, mi hermana (y madre adoptiva) a correr, en agosto de 2.014, la Legua de Santa María del Páramo, que le hiciera de liebre…, me pidió…, ni de coña…, decía yo…, pero al final me animé, no me preguntéis por qué…, cumplimos nuestro objetivo, no quiero enrollarme, si alguno está interesado en cómo empezó todo os dejo aquí el post con el que empecé mi Blog (Como empezó todo...). Acabé muerto, con agujetas que me tuvieron molido varios días, pero algo se despertó dentro de mí.  Allí estaba parte del equipo, corriendo y participando en la Copa Diputación de León, a Saturnino le conocía de vista y al resto, pues de nada. Lorenzo también está en el equipo y Laura y Lucas…, muchos fines de semana por ahí corriendo, Lorenzo como una sílfide, vaya fuerte le había dado por el correr, pensaba yo… 

Bueno, pues empecé a sufrir, compré unas zapatillas y empecé a correr, así estuve casi durante un año, con pequeños logros, pero sin ver avances y sufriendo, el corazón se me salía cada vez que corría. Empecé a ver webs y entendí que había que hacer otras cosas, empecé a sufrir mucho, mucho, mucho, con las dichosas series, y con ello me di cuenta de lo que se mejoraba y dejó de salírseme el corazón cada vez que salía a correr, me empecé a encontrar mejor y el cuerpo me pedía cada vez con más frecuencia salir a correr. Preparé a conciencia la Legua de Santa María de 2.015, era donde había empezado todo, quería hacerlo bien, días antes me dijo Lorenzo que por qué no entraba en el equipo…, le dije que para qué…, yo estoy en Madrid y aquí las cosas son diferentes, no es como el ambiente que hay en León con la Copa, pero al final me convenció y debuté con una de sus camisetas un año después. Inexperto por completo me cegué detrás de Satur y reventé, lo pasé bastante regular, pero llegué y me sentí muy satisfecho del tiempo realizado y de la compañía!!!!, el equipo se quedó con empanada y esas cosas, saben disfrutar del antes, durante y el después, nosotros teníamos un compromiso y nos tuvimos que ir.

Después de esto hubo un reto, el Duatlón, me hacía ilusión juntar bici y correr y además era en donde vivo, así que había que hacerlo sí o sí. Después…, mucho entrenamiento y ganas y nuevos retos, mi cabeza se centró en el debut en la Media Maratón, la primera sería la de León, en marzo de 2.016, con el equipo y la familia, ahí me había propuesto bajar de 1 h 50’ y lo conseguí, aunque lo pasé bastante mal al final, menos mal que ahí estaba Manuel, para animarme y tirar de mí. Después de esta carrera Lorenzo me escribió en la entrada de mi blog para la carrera que “ya me había hecho mayor en esto”. Había conseguido mejorar con todo el entrenamiento, ya me había hecho el clic en la cabeza que hace que esto te enganche ya del todo, ya estoy perdido, no hay vuelta a atrás, disfruto saliendo a correr, desconecto, me hace sentir muy bien, da igual que llueva, haga frío…, si hay que salir, se sale!!!

Y empieza la Copa, y encuentro la excusa perfecta para ir a ver a la familia a León, las carreras, ya me dice mi padre…, vienes a vernos o a correr…, “a veros, por supuesto” y de paso pues corro… Hay mucho nivel en la Copa y el querer dar puntos al equipo me sirvió de aliciente para intentar mejorar más, y mucho trabajo, por supuesto.  Varias carreras, unas buenas, otras malas, regulares y mejores, eso sí, disfrutando de la compañía y de la familia del Nunca Correrás Solo, qué bien nos lo pasamos!!! La segunda Media fue en Benavides, que también se me atragantó al final, aquí el apoyo y la ayuda vino de la mano de Pedro, me acompaño durante varios km, hasta que desfallecimos un poco los dos, pero llegamos… y allí nos dieron la mejor caña que me he tomado nunca!!!
 Yo no soy futbolero, por lo que nunca he entendido el forofismo que reina en él, aunque ahora me siento forofo de este equipo, siento nuestros colores y me siento muy orgulloso de formar parte del mismo. 

Mi gran día, con nuestros colores, ha sido hace unos días, en la media de La Bañeza, la tercera, todavía sigo impresionado, e incrédulo, de la carrera que hice, la única explicación es todo el trabajo que he hecho, para preparar el maratón de Alcalá, me ha preparado muy bien… Me lo pasé muy bien y la post carrera estuvo muy bien también!!!!

Es probable que sea pronto para el salto, mi primera intención era Madrid el año que viene, pero quizás un poco dura para ser la primera, pensé…, aunque bonita…, sí, sólo llevo tres medias y poca experiencia, soy poco cauto en el principio de las carreras…, pero el que me la hayan puesto al lado de casa…, ha ayudado, espero disfrutarla como si fuera la primera vez!!! :) 

Lorenzo, si con mi primera media dijiste que ya me había hecho mayor en esto…, si acabo el primer maratón…, qué me haré…, jubilado… ;)

El post me ha quedado un poco largo y bastante pesado, yo sólo quería daros las gracias por acogerme tan bien… y espero seguir disfrutando en vuestra compañía del mundo del correr!!!!

Aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaadióssssssssssssssssss!!!



3 comentarios:

Pedro García dijo...

Carlos, lo tienes hecho. Ahora a disfrutar del día y de la maratón.
Ya nos contarás. Un saludo

Nunca correrás solo dijo...

Compañero todos estamos contigo. Tienes todo nuestro cariño y apoyo. Así que corre y disfruta.

Lorenzo dijo...

Carlos, eres mayor y sigues creciendo, todo son experiencias y por mucho que te cuenten no hay nada como vivirlas. En los momentos de flaqueza, piensa en tu equipo y recuerda que vamos empujando.ANIMO!!!